¿En algún momento sentís que estas ocupado todo el tiempo, pero al final del día no sabes que hiciste? ¿Te quedaron demasiadas cosas sin hacer, o hiciste muchas pero ninguna era realmente importante?

  • ¿Qué estás haciendo con tu día?
  • ¿Qué estás haciendo con tu vida?
  • ¿Si esta fuera  la única vida que tuvieras…la usarías para hacer lo que estás haciendo ahora?
  • ¿Que tan seguido usas o escuchas la frase NO TENGO TIEMPO?

Es un poco duro ponerlo de esta manera pero siendo bien objetivos veras que en realidad la persona que no tiene tiempo, es la que ESTA MUERTA.

Todos los demás tenemos 24 horas al día.

Como veras hay personas que con esas 24 horas no consiguen grandes resultados.

MIENTRAS QUE las personas que logran cosas importantes, lo hacen porque aprenden a gestionar su tiempo de manera inteligente.

No te confundas, el solo hecho de estar haciendo algo no significa que estas produciendo o avanzando. A veces hacer algo, simplemente puede tener que ver con distraerte de la idea de que en realidad no estás haciendo nada.

Cuando aprendas a gestionar tu tiempo vas a poder trabajar menos horas, de manera enfocada y vas a conseguir mejores resultados.

Y para eso tenés que aprender a identificar cuál de las tareas que haces en el día te hacen avanzar hacia tu meta.

Te propongo una actividad que te va  a ayudar a superar el problema de no tener tiempo.

Esta actividad se llama LISTA DE TAREAS

Antes que empieces es importante que ya tengas clara cuál es tu meta.

Para ponértela más fácil te voy a permitir que esa meta la escribas en forma de queja.

¿De qué te estás quejando? Esto te va a ayudar a convertir las quejas en metas y por consiguiente vas a poder solucionar tus problemas con mayor facilidad.

Entonces vas a escribir tu meta del día y a continuación una lista de tareas a realizar.

Te doy un ejemplo:

Queja: ¿Por qué nadie me da trabajo?

Meta: conseguir trabajo

Acción (lista de tareas):

  • Enviar 10 curriculums a diferentes empresas
  • Llamar a mis contactos
  • Hacer una publicación en cada red social
  • Ofrecerme para hacer un trabajo ad honorem para demostrar mis habilidades.

 

¡Muy bien! Ahora que ya estás listo podes arrancar el día.

Hay varias maneras de ir haciendo las tareas, una de ellas es seleccionar las más fáciles, pero la que yo te recomiendo es empezar por la de mayor importancia e incluso por la que te parezca difícil de hacer.

Es importante que vayas tachando o tildando cuando realices las tareas, eso te dará motivación.

A mediodía observa tu lista con detenimiento. Fíjate que tareas hiciste. De esta manera si te das cuenta de que no estas aprovechando  bien tu día, probablemente puedas corregir tus acciones.

Y luego quiero que anotes cada una de las actividades que estas realizando hasta ahora en el día.

Todas desde que pusiste el primer pie en el suelo.

Escribí también cuanto tiempo te llevo hacer esa actividad

Hace el ejercicio… ¡HACELO! Sé que vas a sentir que tu tiempo se está yendo en hacer esa lista, pero veras como te ayuda a optimizar las horas de tu día. Al final el tiempo utilizado en hacer esa lista podría ahorrarte horas e incluso días de productividad.

Luego de que termines quiero que subrayes al menos 2 acciones  que estén alineadas con el motivo de tu queja o con tu meta.

Si conseguís dos o más felicidades, remarcalas, remarca todas las que más puedas y agendalas para hacerlas mañana también y pasado y el día después si fuera necesario repetir esas acciones.

Ahora si no encontraste dos, ¡No te preocupes! Todavía estas a mitad del día. Ahora que hiciste conciencia de que tus tareas aún no están alienadas con tus deseos, es hora de que lo corrijas.

Si lo que te está pasando es que no sabes que más hacer para poder conseguir acercarte a la solución de tus problemas o a conseguir tu meta entonces es momento de ir a un tutorial de YouTube, un libro u otra persona y buscar respuesta directamente sobre lo que te aqueja.

Pero apenas puedas comprender que debes hacer ¡entra en acción!

Recordá que solo es buscar una indicación, no pegarte a la computadora a mirar videos hasta que se termine el día.

Y por último identifica que cosas te están distrayendo, si es el celular ¡déjalo! Si es una amiga o un familiar que solo quiere conversar de cosas entretenidas pero sin importancia para alcanzar tu meta ¡abandonalo!

Al finalizar el día ya podes revisar tu lista y hacer un análisis final. Agrega nuevamente todas las cosas que hiciste y que no estaban originalmente allí.

Descubrirás cuantas cosas estás haciendo solo por la idea de sentirte ocupado.

O peor todavía, descubrirás todas las cosas que estás haciendo para que la gente piense que estas ocupado.

Hace una análisis exhaustivo, todas esas tareas que realizaste y no estaban en la lista ¿eran verdaderos imprevistos o fueron interrupciones?

¿Te ayudaron a avanzar hacia tu meta?

Si no te sirvieron de nada.

¿Cómo podrías hacer mañana para que no vuelvan a interferir con tu plan?

 

Te recuerdo que es mejor si también haces la anotación de cuánto tiempo te llevo hacer cada cosa. Así podrás contabilizar cuanto de tu tiempo fue productivo y cuanto no lo fue.

 

¿Qué pasa cuando hago lo que creo que debo hacer, pero el resultado no llega?

Ej.: Ayer llegue a enviar los 100 curriculums que me había propuesto enviar para poder conseguir trabajo, hoy ya no sé qué más hacer asique no hice nada. Me rindo.

Ok ok, espera un poquito. Si ya hiciste todo lo que pensabas que debías hacer y no conseguiste resultados  es hora de buscar otras maneras de conseguir tu meta. Busca en YouTube, preguntale a tus amigos, pero ojo, esta búsqueda debe ser consiente y también debes estar dispuesto a aceptar los concejos que te den y a implementarlos.

Y apenas encuentres esos consejos útiles ponete manos a la obra: ESCRIBI OTRA  LISTA Y ¡HACE LAS TAREAS!

Hacer la lista no va a resolver tus problemas por sí solo. Pero te va a ayudar a ver la realidad, a ser consciente de ello, y esto te va a permitir alinear tus actividades y hacerlas más productivas.

A este ejercicio practicalo todos los días que puedas, si podes hacerlo durante tres meses mejor. Luego se te va a hacer un hábito y ni siquiera te vas a dar cuenta de que la estás haciendo.

 

Categorías: Blog

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *